Pronóstico de la Hipertensión Pulmonar
 

La hipertensión pulmonar ocurre cuando las pequeñas arterias del pulmón se estrechan, lo cual dificulta la circulación de la sangre. La presión arterial aumenta. El lado derecho del corazón tiene que trabajar más fuerte para bombear sangre y finalmente puede agrandarse. A la larga, se puede desarrollar una insuficiencia cardíaca progresiva.

La hipertensión pulmonar puede ser causada por una anomalía genética, ciertos medicamentos para dietas o afecciones médicas, tales como neumopatía o enfermedad de las válvulas cardíacas, o antecedentes de coágulos sanguíneos en el pulmón. En algunos casos, la causa se desconoce.

Si la enfermedad ocurre sin una causa conocida, se denomina hipertensión pulmonar primaria.

Si es causada por un medicamento o por una afección subyacente, se denomina hipertensión pulmonar secundaria.

La hipertensión pulmonar es poco común y afecta más a las mujeres que a los hombres.

El examen físico puede mostrar:

•Aumento del tamaño de las venas del cuello
•Sonidos respiratorios normales
•Soplo cardíaco
•Sensación de pulso sobre el esternón
•Hinchazón del hígado y el bazo
•Hinchazón de las piernas

En las primeras etapas de la enfermedad, el examen puede ser normal o casi normal y la afección puede tomar varios meses para ser diagnosticada. El asma provoca síntomas similares y debe descartarse.


911 28 88 57      647 63 05 15 - 645 89 05 32 - 661 73 42 04      Calle Pablo Neruda, 39 - 28980 Parla (Madrid)